domingo 14 de abril de 2024 - Edición Nº4243

Medioambiente

CAPTURA DE MERLUZA NEGRA

Lapidario informe del INIDEP confirma que la pesca del TAI AN no fue incidental

24 mar 2024 | Profesionales del Instituto de Investigación y Desarrollo Pesquero analizaron la pesca realizada por el buque de Prodesur, que desencadenó en la renuncia de varios funcionarios del gobierno nacional. Descartaron la existencia de “pesca incidental” y detallaron las infracciones que le caben a la empresa por el desastre ambiental en el que incurrió



El Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero (INIDEP), cuenta con un informe elaborado por Patricia Martínez, Otto Wholer, Gonzalo Troccoli, Germán Lukaszewicz y Emiliano Di Marco; en el que dan cuenta que entre el 4 de febrero y el 11 de marzo el buque TAI-AN “capturó un total de 3.178 toneladas de peces, conformadas por 1.975 toneladas de polaca, 892 toneladas de merluza de cola y 175 toneladas de merluza negra que, en conjunto, representan el 96% del total”.

El informe puntualiza que entre el 4 de febrero y el 11 de marzo de 2024 el B/P TAI AN capturó 175 toneladas de merluza negra, en siete lances de pesca de un total de 72, realizados con red de arrastre de fondo en la cuadrícula estadística 5462 que forma parte del Área de Protección de Juveniles de Merluza Negra (APJMN) a profundidades que promediaron los 450 metros

Del análisis surge que las capturas de merluza negra se obtuvieron a través de una operatoria particular del buque durante la marea, realizada repetitivamente a pesar de haberse superado el límite de captura de la especie permitido por marea para dicho buque (5 toneladas), lo que sugiere una intencionalidad manifiesta respecto de la pesca de la especie: el buque ingresó al APJMN cada 5/6 días realizando un lance con red de arrastre de fondo en una posición geográfica casi idéntica a las ocasiones anteriores, en las cuales la captura de merluza negra siempre fue importante, excediendo notoriamente el volumen permitido como incidental.

-El 10 de febrero el buque, luego de un lance en el cual capturó 12 toneladas de merluza negra, ya se encontraba en infracción de acuerdo con la Resolución CFP 9/23 (máxima captura de merluza negra de 5 toneladas por viaje de pesca), por lo cual no debería haber retornado al APJMN para realizar operaciones de pesca, y mucho menos en forma repetitiva en posiciones muy cercanas a la que había obtenido capturas excesivas de la especie. Este comportamiento, a nuestro criterio, demuestra una clara intencionalidad dirigida a la captura de merluza negra.

-El B/P TAI AN utilizó red de arrastre de fondo a profundidades cercanas a las 450 metros en el APJMN, lo cual no está permitido de acuerdo a lo detallado en la Resolución CFP 12/21.

-Como consecuencia de la actividad pesquera con red de arrastre de fondo a profundidades prohibidas para el uso de dicho arte de pesca dentro del APJMN, capturó una proporción de juveniles de merluza negra (55%) superior al límite establecido por la normativa vigente (20% Resolución CFP 12/19).

-Teniendo en cuenta que el B/P TAI AN no posee CITC de merluza negra desde el año 2020, el buque, además de incumplir con la Ley Federal de Pesca (24.922), obteniendo capturas de la especie en forma dirigida sin poseer cuota habilitante, habría incumplido otras tres normativas adicionales al pescar con red de arrastre de fondo a menos de 800 metros de profundidad en el APJMN, pescar en forma dirigida a la especie a profundidades inferiores a la permitida al sur de 54°S (800 metros) y capturar una proporción de juveniles (55%), muy superior a la permitida en cada marea.

Un crimen

Según publicó la revista Puerto, El buque no solo realizó pesca ilegal de una especie para la que no contaba con cuota, sino que hizo pesca dirigida hacia juveniles violando toda norma y a sabiendas de la autoridad pesquera. Se decidió que Prodesur no podrá exportar esta mercadería porque involucraría a la Argentina en un escándalo internacional de pesca ilegal con graves consecuencias. 

Las autoridades pesqueras están en conocimiento de que el barco Tai An se encontraba en flagrante violación a la Ley de Pesca, al menos, desde el 8 de marzo cuando las empresas lo denunciaron. Hoy, cuando el caso ha tomado estado público y ya todos saben que de las 163 toneladas de merluza negra más de la mitad está compuesta por juveniles y que puede constituirse en un escándalo a nivel internacional, el subsecretario de Pesca, Juan Manuel López Cazorla, dice que le caerá “todo el peso de la ley”.

La fiscalización de la descarga continuó el viernes y los abogados todavía no definieron la sanción, pero ya se definió que, por el momento, el buque no podrá volver a salir y que Prodesur no podrá exportar la mercadería, que se destruirá o se subastará.

Se trata de 90 toneladas de merluza negra que no llegó a reproducirse ni una sola vez, lo que en especies de este tipo puede considerarse un crimen. El volumen del que estamos hablando permite inferir que no se trató de pesca incidental, como intenta justificar el presidente de la firma Prodesur, sino de pesca dirigida sobre una población de juveniles. 

Las autoridades pesqueras tomaron conocimiento de la depredación que estaba realizando el buque, supuestamente, el 8 de marzo, recién cuando las empresas tenedoras de cuota lo denunciaron. En ese momento tomaron vista de los partes de pesca que deben emitirse cada 72 horas y corroboraron que el barco ya llevaba capturadas 142 toneladas de merluza negra y que más de la mitad eran juveniles. El Subsecretario de Pesca decidió que el barco podía seguir pescando durante diez días más. Inadmisible.

El jueves comenzó la descarga del buque en el puerto de Ushuaia, hubo un gran despliegue y el trabajo fue exhaustivo. Además de veedores de las empresas y funcionarios de fiscalización, participaron la Prefectura, SENASA y hasta el Subsecretario de Pesca.

Por lo pronto el propietario del buque,  se sigue manejando como si no hubiera cometido ninguna infracción. De hecho, pretendía descargar la merluza negra en su planta y dar despacho a la pesca al Tai An ese mismo día. El jueves convocó a la tripulación de relevo e hizo combustible. Pero no podrá sacar la mercadería del barco y el despacho del buque fue revocado. 

Por ser la merluza negra una especie protegida a nivel internacional, ya se ha definido que Prodesur SA no podrá exportar esta mercadería, no se le otorgará el Documento de Exportación de Merluza Negra (DCD) que certifica la captura legal, dado que la Argentina puede quedar marcada por la Comisión para la Conservación de los Recursos Vivos Marinos Antárticos y también podría afectar a quien compre el producto de esta pesca ilegal. 

La situación es muy grave y Argentina deberá aplicar una sanción ejemplificadora para no destruir en un día el prestigio que ha conseguido en años de una administración responsable de los recursos. La empresa ya había ofertado parte de su carga y se conocieron chats de comercializadores que se alertaban por el peligro que podía implicar hacerse de ese producto.  “Tené cuidado, aparentemente es pesca ilegal” dice uno de los compradores, a lo que el otro responde: “Ofrecieron muy barata talla chica, a 23 mil dólares, dicen que tienen una licencia de China”. Si el caso no hubiera estallado mediáticamente a tiempo, la Argentina y las empresas que comercializan legalmente merluza negra hubieran quedado atrapadas en un grave problema. 

La Ley contempla para estos casos una multa irrisoria de entre 1.000 y 3.000 UP (cada UP es equivalente a un litro de gasoil) lo que implicaría una suma de dos millones y medio de pesos como máximo y confiscar la mercadería; pero también está en manos de las autoridades aplicar una retención del barco en muelle por al menos sesenta días y hasta quitarle el permiso.

El miércoles, los abogados de la Subsecretaría estaban estudiando qué sanción le aplicarán. Respecto de la mercadería están evaluando si se destruye o si se realiza una subasta.  El subsecretario López Cazorla, que no está dispuesto a dar explicaciones, ayer a pie de muelle decía que “aplicará todo el peso de la ley”. Está por verse.

Fuentes INIDEP/Revista Puerto

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO: