El comisario Marcelo Guerrero enfrenta un proceso por el delito de “incumplimiento de los deberes de funcionario público”. El hecho ocurrió en mayo del 2017, cuando no se cumplió con una consigna policial ordenada desde el Juzgado.
Comenzó el juicio oral contra el “Comisario WhatsApp”
10/04/2019
POR INCUMPLIR UNA ORDEN JUDICIAL

Comenzó el juicio oral contra el “Comisario WhatsApp”

Guerrero se hizo conocido como el “Comisario Whatsapp”, ya que en la Comisaría Quinta, en el barrio de Chacra XIII, había instrumentado esa red social con los vecinos, como medio de prevención del delito, lo cual trascendió incluso en algunos medios nacionales, que se hicieron eco de la novedad y de los buenos resultados que para los vecinos tenía esa herramienta.

Como Jefe de la Comisaría Quinta, el Comisario Marcelo Guerrero había recibido una orden del Juzgado para que exista una consigna en el domicilio de una mujer que era acosada por su expareja.

Apremiado por la falta de personal y para no desatender la prevención en el resto del vecindario, el comisario Guerrero había acordado con la mujer retirar la consigna cada vez que se ausentaba para ir a trabajar, disponiendo la misma cada vez que llegaba a su vivienda.

Sin embargo, un día la mujer regreso a su casa, sin dar aviso de esto al Comisario y se encontró en la vivienda con su expareja, con quien discutió y luego, según la denuncia de la víctima, habría sido abusada sexualmente; hecho por el cual se inició la causa penal contra Guerrero, por presunta desobediencia de una orden judicial.

El Comisario “Whatsapp” fue pasado a disponibilidad desde que fue imputado en la causa penal y separado de su función en la fuerza policial. Conocida esta medida, algunos pocos vecinos reclamaron por esa decisión ante las autoridades policiales, pero la determinación era de la esfera judicial.

En el procesamiento que quedó firme, el juez de Instrucción de la causa, Cesari Hernández, sostuvo que “el dolo en el presente caso, se evidencia desde el efectivo conocimiento que tuvo el autor de hallarse realizando una conducta diferente a la que conocía que debía realidad, de modo que la voluntad de acción se halla implícita en aquel conocer, sin resultar necesario demostrar esta última”.

Subrayó que “haber instrumentado un procedimiento en cuyo marco la presencia policial resultaba intermitente y dependiese de su coordinación con la persona a proteger, quien debía informar los momentos del día que se encontraba en su vivienda, en contraste con la única modalidad admitida por la Policía para una consigna domiciliaria, constituyó un acto irregular que por su magnitud debe considerarse la efectiva omisión de la conducta debida”.

Como agravante de la omisión incurrida por Guerreo, fue el hecho que sucedió el 16 de mayo del año pasado en el domicilio de la víctima, donde irrumpió su ex pareja y la violó, caso por el cual fue procesado y detenido por autor del hecho, en una causa judicial que ya fue elevada a juicio oral y público.

La joven denunciantes, declaró como testigo en el caso contra el comisario Guerrero y sostuvo ante el Juez que “si el día 16 de mayo de 2017 hubiese habido personal policial en la puerta de su domicilio” su ex pareja  “no hubiese podido ingresar”.

El juicio lo llevará adelante el Juzgado en lo Correccional, a cargo del juez Pablo Bramatí.

Fuente: El Diario del Fin del Mundo

 

Compartí tu opinión sobre la nota!
  • Me gusta
    %
  • No me gusta
    %
  • Me es indiferente
    %
Encuesta
¿Está de acuerdo con la política encarada por el Gobierno Nacional en la cuestión Malvinas?
Coincido
72%
Es equivocada
28%
Cargando...