Al relajamiento en los controles de los barcos que operan en el Atlántico Sur, se suma otro factor que genera preocupación: la instalación de una base de operaciones cerca de Montevideo, que brindará apoyo logístico y de reparaciones a la flota asiática.
China construirá un puerto pesquero en Uruguay
22/01/2019
PESCA ILEGAL EN EL ATLANTICO SUR

China construirá un puerto pesquero en Uruguay

La construcción del puerto está proyectado en una localidad cercana a la ciudad de Montevideo, en Punta Yeguas, que brindará apoyo logístico y de reparaciones a la flota asiática. Los vecinos de la zona y diversas ONGs se han manifestado en contra de esta central de operaciones chinas en la costa uruguaya, pero el proyecto avanza y cuenta con el apoyo total del gobierno.

De acuerdo a una publicación realizada hoy por la Revista Puerto,  la inversión que está realizando la firma Shandong Baoma Fishery  en Uruguay, es de 200 millones de dólares en un predio de 28 hectáreas y tendrá capacidad para atender a los casi 500 barcos que llegan a operar en el Atlántico Sur.  El Director de Puertos señaló que “es un aporte para Uruguay y para la pesca mundial, nos hace figurar en el mercado”. Sobre la procedencia de las 50.000 toneladas que podrá administrar esta base logística, en el gobierno uruguayo no se hacen preguntas.

Ante este escenario que se plantea para la presente y futuras temporadas de pesca en el Atlántico Sur, lo más preocupante es que tampoco se hacen cuestionamientos desde el gobierno argentino. Ni la Cancillería y ni el Ministerio de Producción han reparado en el impacto económico y biológico que tiene este tema sobre la Argentina.

Según estimaciones del INIDEP, en la zona Adyacente a nuestra ZEE operaron en 2018 unos 300 poteros, calculándose que la captura habría sido de 140.000 toneladas de calamar Illex argentinus, más de lo que capturó la flota nacional. Pero según datos de organizaciones no gubernamentales el número de barcos (entre poteros y arrastreros que también capturan calamar entre otras especies) ascendería a 500, con lo cual la cifra final de capturas podría ser muy superior.

Estos barcos operan sobre el stock subpatagónico, el más importante para nuestra flota; y luego, en condiciones de gran desventaja, nuestras empresas deben competir en los mismos mercados. Pero además el seguimiento de la flota por parte del INIDEP permite brindar una aproximación al límite de captura y cuando se llega al 40% de escape para garantizar la reproducción, se da por terminada la temporada. Eso en el Atlántico Sur no se tiene en cuenta, no se sabe cuánto capturan en realidad pero se sabe que mientras nosotros preservamos el recurso, ellos lo agotan.

Todo parece indicar que la Argentina deberá tomar un rol más protagónico en este tema. No objetar el rol de China en el Atlántico Sur como única alternativa para no dañar las relaciones bilaterales puede tener un costo muy alto que no sería necesario pagar si se contara con buenos negociadores. La conformación de un equipo capacitado para abordar esta problemática es una deuda pendiente del actual gobierno, que esperemos logre saldar antes de que culmine este 2019 que recién comienza.

Fuente: Revista Puerto

 

Compartí tu opinión sobre la nota!
  • Me gusta
    %
  • No me gusta
    %
  • Me es indiferente
    %
Encuesta
¿Está de acuerdo con la política encarada por el Gobierno Nacional en la cuestión Malvinas?
Coincido
72%
Es equivocada
28%
Cargando...