La decisión del Fiscal Pablo Candela, de no requerir la instrucción de una causa penal por abuso sexual contra el intendente Gustavo Melella, trae a la memoria la posición asumida por el Fiscal Nicolás Arias en el caso del empresario Darío Weiss.
Caso Melella: Otra vez la polémica por el accionar de fiscales en casos de delitos sexuales
22/10/2018
COMO LA CAUSA DEL EMPRESARIO DARIO WEISS

Caso Melella: Otra vez la polémica por el accionar de fiscales en casos de delitos sexuales

La decisión del Fiscal Pablo Candela, de no requerir la instrucción de una causa penal por abuso sexual contra el intendente Gustavo Melella, pone en el tapete nuevamente la polémica del accionar de los fiscales respecto a los delitos sexuales, que hace poco tuvo un antecedente preocupante con el caso del empresario Darío Weiss, en Ushuaia.

En el caso tramitado en el Juzgado de Ushuaia, un fiscal pretendió que todo se cierre con una omisión de juicio a prueba, aplicando el mínimo de la pena que establece el Código Penal, cuando se trataba de dos hechos de abuso sexual contra dos menores de edad, en uno de ellos con acceso carnal. Todo fue un escándalo en ese entonces.

Finalmente, el remedio lo tuvo otro fiscal, que con mejor criterio, procedió a valorar la prueba que tenía, se procedió a llevar a juicio oral al empresario Darío Weiss y se lo condenó a 8 años de cárcel que el acusado deberá cumplir cuando la sentencia quede firme y se terminen los recursos que tiene la defensa para hacer rever la sentencia.

Ahora, en Río Grande, la película parece ser la misma. Llega a manos del Fiscal Pablo Candela las testimoniales de dos hombres que contaron que fueron acosados sexualmente por el intendente Gustavo Melella; a uno de ellos lo cito en su casa particular y le agarró el pene y se lo puso en la boca; en tanto que a otro le mandaba mensajes de WhatsApp subidos de tono, invitándolo a tener relaciones sexuales.

Para Candela, los dichos de los testigos Damián Rivas y Alfredo Suasnabar no tienen el valor probatorio que se necesita para promover una causa penal por vulneración de la integridad sexual de las dos personas que se presentaron ante un Juez para contar lo sucedido y denunciar el caso.

Sin embargo, cuando Mario Lovera brindó su testimonial y fue valorado por el Fiscal Mayor Guillermo Quadrini, se llegó a la conclusión que sí se vulneró la integridad sexual de quien atestiguó lo ocurrido, y se trata ni más ni menos que casi del mismo modus operandi: El Intendente citó en su casa particular al denunciante, lo sometió a “manoseos en su cuerpo y órgano masculino viril, obligándolo a ingresar a su dormitorio y, a cambio de brindarle fuente laboral en la Municipalidad a su cargo, lo habría obligado a materializar actos sexuales contra su voluntad”.

Sin lugar a dudas, lo que se expone de lo ocurrió con los Fiscales del Distrito Sur y el Distrito Norte, deja en evidencia que es urgente la implementación de un protocolo a seguir en los casos de delitos sexuales por estos representantes del Ministerio Público Fiscal, tal como surgió cuando el Consejo de la Magistratura trató la denuncia contra el fiscal Nicolás Arias, al cerrar el pedido de un jury de enjuiciamiento.

Compartí tu opinión sobre la nota!
  • Me gusta
    %
  • No me gusta
    %
  • Me es indiferente
    %
Encuesta
¿Está de acuerdo con la política encarada por el Gobierno Nacional en la cuestión Malvinas?
Coincido
71%
Es equivocada
29%
Cargando...