El Tribunal Oral en lo Criminal Federal pasó a un cuarto intermedio hasta el próximo 29 de noviembre en el juicio oral y público por trata de personas en el que, Alika Kinan llevó a sus captores al banquillo de los acusados.
Juicio por trata de personas: El 29 de noviembre se conocerá la sentencia
13/11/2016
Tribunal Federal de Tierra del Fuego

Juicio por trata de personas: El 29 de noviembre se conocerá la sentencia

Los jueces Ana María D´allesio, Luis Giménez y Enrique Guanziroli anunciaron la medida luego de escuchar hasta anoche los últimos alegatos de las defensas de los tres acusados y de los representantes de la Municipalidad de Ushuaia, que está demandada civilmente en el mismo proceso.

El Tribunal oirá en la reanudación del juicio las réplicas de las partes, los planteos de nulidad y las últimas palabras de los enjuiciados, antes de retirarse a deliberar para emitir un veredicto, confirmaron a Télam fuentes judiciales.

La Fiscalía requirió en su alegato una condena de 12 años de prisión para Pedro Montoya, el propietario del local nocturno "Sheik", donde el 9 de octubre de 2012 se realizó el procedimiento que concluyó con la liberación de siete mujeres que eran explotadas sexualmente, entre ellas Alika Kinán, luego convertida en querellante contra sus presuntos tratantes.
También pidió la aplicación de una pena de nueve años de cárcel para Claudia García, pareja de Montoya y copropietaria del prostíbulo, y de cinco años para Lucy Alberca Campos, una ciudadana peruana que oficiaba como encargada del lugar.

En tanto, la parte querellante, que representa a Kinán, solicitó condenas de ocho años para Montoya, seis para García y cuatro para Campos.

Tanto la querella como el fiscal general del distrito, Adrián García Lois, y el titular de la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas (Protex), Marcelo Colombo, quien viajó especialmente a la capital fueguina para participar del proceso, coincidieron en la existencia de un “sistema de explotación sexual” destinado a obtener ganancias monetarias y a “convertir a las mujeres en objetos y degradarlas como personas”.

Por su parte, las defensas hicieron hincapié en que el local nocturno explotaba “una actividad comercial lícita autorizada expresamente por las normas vigentes" y donde las mujeres “trabajaban por su propia voluntad”.

Kinán presenció los alegatos y fue acompañada por representantes de organizaciones feministas y sindicales que acudieron en su apoyo, colmando las instalaciones del tribunal.
 
 
FUENTE: TELAM 
Compartí tu opinión sobre la nota!
  • Me gusta
    %
  • No me gusta
    %
  • Me es indiferente
    %