El Fiscal Fernado Ballestar Bidau, quien impulsa la acusación contra los gremialistas que fueron identificados en la agresión que sufrió el vicegobernador Juan Carlos Arcando y efectivos de la Policía que lo custodiaban; indicó que si bien el caso se pudo encuadrar como un hecho de flagrancia, debido a la complejidad de los hechos ocurrido y la cantidad de personas involucradas, se resolvió encararlo como un caso de delitos graves. Por ello, explicó que la detención de los involucrados está relacionado con asegurar el debido proceso y la investigación de los hechos. Detalles de su requerimiento fiscal, donde se individualiza que hizo cada uno de los imputados.
 La detención de los gremialistas es por la complejidad de la causa y la cantidad de implicados
03/05/2016
NO SE LO CONFIGURA FLAGRANCIA

La detención de los gremialistas es por la complejidad de la causa y la cantidad de implicados

El doctor Ballester Bidau dijo que para la indagatoria el Juez tiene un plazo de 48 horas, el cual puede ser prorrogado por 24 horas más, en caso de ser necesario. En relación a los imputados, el Fiscal no descarta que con el transcurrir de la investigación de la causa se pueda determinar la imputación a más personas.


“De ninguna manera nos sentimos presionados por los gremios, acá se ha cometido un delito, han sido en flagrancia, pero por la cantidad de gente y por complejidad del caso no se lo configura así. No descarto que haya mas imputados. Por el momento esto surge del análisis de registro fílmicos tomados por dos periodistas que estaban en el lugar, los que están en poder del Juez Javier De Gamas Soler”, explicó el doctor Ballester Bidau.


El detalle de la acusación

Los referentes gremiales Horacio Gallegos (SOEM), Alejandro Marcelo Gómez (SUTEF), José Darío Gómez (AFEP), y Roberto Camacho (ATE) y Juan Manuel Stefoni, quienes se ponen en frente del Vicegobernador y de la custodia policial con el fin de entorpecer el normal egreso del acto de dicha autoridad para retenerlo e impedir su salida. Dichos sujetos intimidan y forcejean contra el personal policial y el propio dignatario Arcando, que se encuentra en el lugar intentando escapar de la situación, Acto seguido Arcando es dirigido involuntariamente por los forcejeos de los manifestantes hacia un sector de un edificio en etapa final de construcción que se ubica en la esquina norte de la intersección de las calles Patagonia y Maipú de esta ciudad, con el fin de acorralarlo e impedirle la retirada y cuando intenta dirigise hacia un móvil policial marca VW Amarok; José Gómez, Alejandro Gómez y Horacio Gallegos se lo impiden.


Asimismo Horacio Gallegos comenzó a tirar golpes de puños contra el personal policial que se hallaba de civil, golpeando al Ayudante Eduardo Maicheo (personal policial de civil de la División Delitos Complejos) y al cabo Marcelo Pino (personal policial de civil de la División Narcocriminalidad y Delitos Federales Ushuaia). Inmediatamente, Gallegos le agarró la mano al cabo Pino y se la retorció. Acto continuación, se suma Camacho a dicha agresión empujando y agarrando al Cabo Pino, quien no se pudo defender debido a que todavía Gallegos lo tenía agarrado Gallegos hasta el Cabo Claudio Gamero, logró interceder con los agresores, quienes se calman momentáneamente.


Posteriormente Gallegos continuó la agresión contra el Cabo Pino, pegándole un palmazo con la mano derecha en la cara del funcionario policial, quien luego logra zafar con la ayuda de otros funcionarios policiales.


Finalmente, cuando Arcando en conjunto con personal policial logran zafar de la turba de manifestantes, encarando dirección hacia un móvil policial para poder retirarse del lugar, Juan Manuel Stefoni se interpone ante el dignatario y la comitiva policía, cerrando la puerta trasera del móvil y empujando al personal policial para impedir el traslado del Vicegobernador Arcando, en dicha circunstancia, Stefoni ocasionó daños en los móviles policiales números 430 y 431.


Vale aclarar que el Vicegobernador Arcando sufrió rasgaduras en su vestimenta y lesiones en su pierna izquierda. Asimismo, los agentes policiales Federico David Villalva, Fernando Encinas, Fernando Luis Gallardo, David Nicolás Dalvo, Angel Edgardo Pereyra, Eduardo Daniel Maicheo Alvarez y la señora Argentina Beatriz Pérez, también sufrieron lesiones.


Los hechos precedentemente descriptos “prima facie” configuran los delitos de lesiones leves, daños agravados, atentado contra la autoridad agravado por haber sido cometido por una reunión de más de tres personas y por haber puesto en manos en la autoridad y resistencia a la autoridad.

Galería de noticia
Encuesta
¿Está de acuerdo con la política encarada por el Gobierno Nacional en la cuestión Malvinas?
Coincido
71%
Es equivocada
29%
Cargando...