El domingo pasado finalizó la primera campaña en la Península Mitre, con el objetivo de relevar los principales cursos de agua y determinar el estado ambiental del bosque. Además de relevar el estado del lugar y posibles accesos, realizaron una limpieza en cercanías de la desembocadura del Río Policarpo donde se recolectó un importante volumen de residuos.
Finalizó el primer relevamiento realizado en Península Mitre
29/01/2014
MEDIO AMBIENTE

Finalizó el primer relevamiento realizado en Península Mitre

El relevamiento estuvo a cargo del equipo de la Secretaría de Desarrollo Sustentable y Ambiente del gobierno de la provincia conformado por el Subsecretario de Políticas de Desarrollo, Máximo Lobo; el Coordinador de Gestión, Pablo de Antueno; el Director General de Recursos Hídricos, Gerardo Noir y el Director de Ordenamiento Territorial de Bosque Nativo, Leonardo Collado.


Por otro lado se conformó un segundo grupo de apoyo logístico que recorrió 70 km de costa, integrado por el Secretario de Desarrollo Sustentable y Ambiente, Fabián Boyeras, Gabriel Barreto, de la Dirección General de Áreas Protegidas y Biodiversidad, el Brigadista Pedro Cardozo de la Dirección General de Bosques y Rodrigo Iturraspe de la Dirección General de Recursos Hídricos.



A lo largo del camino, además de relevar el estado del lugar y posibles accesos, realizaron una limpieza en cercanías de la desembocadura del Río Policarpo donde se recolectó un importante volumen de residuos.


La campaña llevada adelante por el primer grupo se desarrolló durante siete días, abordando una parte del interior de la península. El recorrido a pie implicó el relevamiento de 80 KM sobre la sierra de Noguera, la que presenta una importante superficie cubierta de bosques nativos, atravesada por numerosos cursos de agua y demarcada por los turbales más extensos de la isla. 


Los objetivos principales de esta primera campaña eran dos: en primer lugar, determinar el estado ambiental del bosque, a partir de la hipótesis de que el ganado asilvestrado está causando un gran problema en la regeneración natural. 


El otro objetivo fue el monitoreo de los principales cursos de agua, de los cuales se tomaron parámetros como la temperatura, solidos disueltos, PH y otros valores que sirven para ampliar el conocimiento de la red hidrográfica provincial.


El Secretario de Desarrollo Sustentable y Ambiente, Fabián Boyeras señaló que “realizamos un relevamiento en Península Mitre, que es un lugar de difícil acceso y del cual se tiene poco conocimiento oficial”. Continuó diciendo que “pudimos verificar la presencia de una importante cantidad de ganado bagual, que aparentemente produciría un impacto sobre los pastizales y procesos de erosión asociados a un intenso sobrepastoreo y que por otro lado, implicaría un desplazamiento de especies nativas como por ejemplo el guanaco”.


El Secretario agregó que “necesitamos contar con herramientas que nos permitan impulsar la creación de la reserva para poder gestionar ese territorio e intervenir un área que tiene un valioso componente paisajístico, con bosques, acantilados, playas, colonias de aves, loberías, vegas y turbales. Pero además, tenemos la necesidad de tomar una decisión acerca de qué vamos a hacer con este ganado asilvestrado que hoy está afectando a un ecosistema único. Es por ello que estamos procesando toda la información que recabamos en esta primera expedición para luego comenzar a articular con otras instituciones provinciales y nacionales”.


Entre algunas de las principales observaciones preliminares se puede mencionar la evidencia de un proceso de degradación importante por el ganado asilvestrado, que se ha ido adentrando y convirtiendo en ganado salvaje, es decir que no tiene ningún propietario, ni marca, ni es utilizado por el hombre pero que vive allí hace muchos años, causando un efecto adverso en la regeneración del bosque. La densidad del mismo aumenta al llegar a la costa (se estima que el 75 % del ganado bagual se encuentra en una franja costera de 3 km de profundidad).


Los bosques de lenga son los más afectados por la herbivoría. Estos se encuentran en proceso de apertura y praderización, estando sus claros de los últimos 50 años sin recuperación, con renovales ramoneados en el mejor de los casos. La presencia de gramíneas exóticas es un indicador de pastoreo y degradación. La presencia de guanacos, por bosteo y avisaje es baja. Aparentemente hay escasez de recursos para la especie o una competencia y desplazamiento por los vacunos cimarrones. 


Los turbales asimismo se encuentran afectados por huellas y deyecciones en toda su extensión. La afectación de los bosques por castores es elevada y a la medida de la gran densidad de cursos de agua.

Encuesta
¿Está de acuerdo con la política encarada por el Gobierno Nacional en la cuestión Malvinas?
Coincido
34%
Es equivocada
66%
Cargando...