El acusado de haber asesinado a Fernando Alejandro Montoya cambió su declaración indagatoria con respecto a la que había dado durante la instrucción de la causa. El año pasado, tras ser detenido, había asegurado que solo se limitó a ser “campana” mientras que Héctor Guillermo Percello había ingresado a la vivienda de Montoya donde lo había ultimado. En tanto hoy dijo que sí había intervenido pero que solo ató a quien resultó víctima directa. Percello se mantuvo en sus dichos y lloró ante los jueces. Aseguró que sólo acompañó a Sánchez porque le había dicho que iban a golpear solamente a Montoya. Ambos aseguraron desconocer que la nena de 11 años estaba dentro de la casa cuando la incendiaron intencionalmente.
Sánchez cambió su declaración y ahora admitió haber intervenido en el doble crimen
09/01/2012
Juicio por el doble homicidio en los Alakalufes

Sánchez cambió su declaración y ahora admitió haber intervenido en el doble crimen

Miguel Ángel Sánchez cambió su declaración indagatoria con respecto a la que había dado el año pasado tras ser detenido y admitió hoy durante el juicio haber tenido participación activa en el asesinato de Fernando Alejandro Montoya.

No obstante Sánchez dijo a los jueces que su participación se limitó a atar a Montoya mientras que cargó las culpas directas del crimen contra su cómplice, Héctor Guillermo Percello (19). "Lo que hicimos lo hicimos los dos" sostuvo el acusado del crimen aunque agregó que "fue el gordo el que mató a Montoya e incendio la casa".

El año pasado Sánchez había dicho que él acompañó a Percello pero que esperó fuera de la casa vigilando que no se acercara nadie. Había mentido al manifestar que se escondió detrás de un arbol que era de reducidas dimensiones.


La versión de Percello

Por su parte Percello, no varió su declaración y se mantuvo en sus dichos. El joven se había entregado tras el crimen sucedido el 10 de julio del año pasado y había confesado su participación, aunque con una versión inversa.

Percello sostuvo que esa noche Sánchez lo pasó a buscar para ir a golpear al hombre. El joven manifestó que Sánchez le tenía bronca porque trataba mal a su actual pareja - quien era ex mujer Montoya - y quería agredirlo.

No obstante el joven dijo que lo acompañó porque pensó que el hecho solo se iba a limitar a pegarle unas trompadas. "Pero dentro de la casa tuve miedo porque estaba como loco", señaló el joven.

Percello describió que él ató de pies y manos a Montoya pero que tras esto Sánchez le colocó una bolsa en la cabeza y que la víctima se puso morada por la asfixia. Luego dijo que le sacó la bolsa y le cortó el cuello con un cuchillo que tenía en el bolsillo.

Tras este episodio roció la habitación con nafta e incendió la vivienda. Percello rompió en llanto porque dijo que no sabía que estaba la nena en la casa dado que Sánchez le había asegurado que se había quedado a ver DVD en la casa de su madre.

Además dijo temer por su vida y que no evitó el asesinato porque temía que Sánchez reaccionara en su contra.

El juicio continuó con testimonios y durante la jornada de mañana serán los alegatos de las partes.


Encuesta
¿Está de acuerdo con la política encarada por el Gobierno Nacional en la cuestión Malvinas?
Coincido
71%
Es equivocada
29%
Cargando...