La propuesta contempla que las deudas tributarias que hubieran vencido al 31 de diciembre puedan cancelarse con remisión de intereses resarcitorios y punitorios, condonación de multas y de cargo por notificación. Las obligaciones vencidas podrán pagarse hasta en 48 cuotas iguales y consecutivas, con un interés de financiación del 1% mensual.
Gobierno oficializó el proyecto de regularización de deudas tributarias
09/01/2012
Régimen de facilidades para deudores del fisco

Gobierno oficializó el proyecto de regularización de deudas tributarias

Con la finalidad de engrosar la recaudación provincial con ingresos adicionales, el Gobierno del ARI presentó ayer al Parlamento el anunciado proyecto de ley que busca establecer un régimen especial de presentación y regularización de deudas con el fisco provincial, cuyos vencimientos hayan operado hasta el 31 de diciembre de 2007.

La iniciativa oficialista, de similares características a la ya aplicadas en 1992 y 2002, propone que los contribuyentes que formalicen su adhesión al régimen se beneficien con la “remisión de intereses resarcitorios y/o punitorios”, la “condonación de multas por infracción a los deberes formales y/o de simple omisión” y la “condonación de los cargos por notificación previstos en la legislación tributaria”.

La cancelación de las deudas en cuestión podrá realizarse hasta en 48 cuotas iguales y consecutivas, cuyo monto no podrá ser inferior a los 50 pesos, sujetas a un intereses de financiación del 1% mensual.

Para acogerse al beneficio los interesados deberán manifestar de manera expresa, dentro de los 30 días corridos de la entrada en vigencia de la normativa, su adhesión y estar al día con todas las obligaciones tributarias del año en curso.

El acogimiento implica el allanarse a la pretensión de cobro del fisco, la renuncia expresa a toda acción o derecho presente o futuro que pudiera corresponder respecto de los tributos regularizados. También el allanamiento o desistimiento de todos los recursos en sede administrativa y de todas las acciones judiciales en trámite ante cualquier tribunal judicial del país, así como la asunción de las costas causadas o devengadas en esas instancias.

La propuesta, que debe ser ahora analizada por la Legislatura, determina que no podrán incorporarse al régimen los contribuyentes declarados en quiebra, respecto de los cuales no se hay dispuesto la continuidad de la explotación; los querellados o denunciados penalmente, o que se encuentren sometidos a proceso por delitos que tengan conexión con el incumplimiento de sus obligaciones tributarias o la de terceros, o cuando el mismo guarde relación con delitos comunes que fueran objeto de causas penales en las que se hubiera ordenado el procesamiento de funcionarios o ex funcionarios públicos. También quedan excluidos las agentes de retención y percepción, por las retenciones o percepciones practicadas o no.

Prevé que el incumplimiento de pago de dos cuotas consecutivas o no, hará caducar de pleno derecho el plan, lo que ocasionará la pérdida total de los beneficios previstos en la ley.

Como sus antecesoras, la propuesta contempla facultar a la Dirección General de Rentas a prorrogar el régimen, “exigir la documentación y garantías suficientes, fijar coeficientes de actualización aplicables a la liquidación de deudas, establecer la forma y condiciones de acogimiento de los contribuyentes y responsables, y en general a dictar las normas complementarias necesarias para la aplicación de la ley”.
Encuesta
¿Está de acuerdo con la política encarada por el Gobierno Nacional en la cuestión Malvinas?
Coincido
62%
Es equivocada
38%
Cargando...