El Tribunal de Juicio en lo Criminal condenó al ex presidente del IPRA, durante la gestión Manfredotti, Walter Agüero, a la pena de 3 años de prisión de cumplimiento en suspenso por considerarlo autor del delito de defraudación a la administración pública bajo la modalidad de administración infiel. También condenó al empresario del juego, Daniel Armesto a la pena de 2 años y tres meses de prisión de cumplimiento en suspenso. No obstante se le unificó con una condena anterior y se le terminó imponiendo 3 años de prisión en suspenso. Los abogados Raúl Paderne y Pablo Villegas fueron absueltos.
Caso del “Medio Palo”: Agüero y Armesto condenados; Paderne y Villegas absueltos
09/01/2012
Justicia Provincial

Caso del “Medio Palo”: Agüero y Armesto condenados; Paderne y Villegas absueltos




En los alegatos el fiscal Guillermo Mássimi había solicitado que se condenara a los cuatro imputados aunque dicha pretensión fue entendida a medias por el Tribunal en términos de autoría delictual.

Al ex funcionario del gobierno de Carlos Manfredotti y ex titular del IPRA, Walter Agüero, el Fiscal había pedido que se le aplicara una sentencia de 3 años y seis meses de prisión, de cumplimiento efectivo mientras que para Armesto entendía merecía dos años y 3 meses de prisión en suspenso.

Los jueces Maximiliano García Arpón, Guillermo González y Roberto Magraner, entendieron el rango de autoría aunque le impusieron una pena menor a la pretendida por el Ministerio Público.

Si bien los fundamentos no se dieron a conocer, se estima que el Tribunal consideró autor y coautor a Agüero y Armersto, del delito de defraudación a la administración pública bajo la modalidad de administración infiel, por ser quienes suscribieron el mentado “Convenio de liquidación de deudas recíprocas”.

En ese sentido excluyeron de maniobra ilícita alguna, al abogado Raúl Paderne y Pablo Villegas por considerar que no tuvieron ingerencia en el caso. No obstante Mássimi había pedido se condenara a ambos a las penas de dos años y 6 meses de prisión e inhabilitación para ejercer la profesión, por el mismo tiempo de la condena para Paderne y 3 años de prisión para Villegas más la inhabilitación perpetua para ejercer la profesión de abogado.



El bautizado "medio palo"


Previo al año 2000 Armesto con el patrocinio de los abogados Paderne y Héctor “Titi” Pena (ya fallecido), inició una demanda en el Juzgado Civil y Comercial de Ushuaia contra el IPRA. Concretamente reclamaba canones mal cobrados por parte del ente regulador de los casinos “Magnun” de Ushuaia y Río Grande.

Según consta en la causa en primera y segunda instancia se condenó al IPRA y Armesto ganaba de esta manera el pleito judicial. A partir de ahí el IPRA mediante negociaciones con sus abogados llegó a un acuerdo extrajudicial “Convenio de liquidación de deudas recíprocas”.

Concretamente por la manda judicial el organismo debía pagarle a Armesto $ 622.970,24 pero dedujo la suma de $ 36.000 de una deuda que el empresario tenía con el organismo. De esta manera se acordó el pago de $ 586.970,24.

Hasta ahí parecía no haber nada extraño. El caso se judicializó por el propio Armesto cuando denunció a Paderne y Pena de haberle pedido parte de los $ 586.970,24. Según el empresario los abogados le dijeron que 50 mil pesos debían ser destinados al por entonces gobernador Carlos Manfredotti; otros 50 mil para el vicegobernador Daniel Gallo; 30 mil pesos para la jueza de cámara que había convalidado el fallo de primera instancia, María Rosa Ayala. Y finalmente 17 mil pesos supuestamente iban a ser destinados al presidente del IPRA, Walter Agüero.

Si bien Armesto hizo estas manifestaciones en el ámbito de la justicia Penal, el caso nunca comprobó que efectivamente el dinero fuera para pagar al por entonces Gobernador, Vicegobernador y la Jueza de Cámara. Sí quedaron imputados, el propio Armesto, sus abogados Paderne y Pena; el presidente del Ipra, Agüerro, y el abogado Pablo Villegas.

Justamente a Villegas se lo acusa de haber emitido el dictamen N° 220/00 mediante el cual, en su condición de asesor Legal del Instituto, aconsejó a Agüerro iniciar conversaciones con Armesto para llegar a un convenio de pago extrajudicial, en donde según la Fiscalía, se pactaron intereses discrecionales.

Asimismo en la causa se cuestiona el pago de honorarios a Paderne y Pena por la suma de $ 200.721,02 que resultó, desde la óptica fiscal, perjudicial para el IPRA porque se pagaron intereses que la sentencia judicial nunca había estipulado.    
Encuesta
¿Está de acuerdo con la política encarada por el Gobierno Nacional en la cuestión Malvinas?
Coincido
65%
Es equivocada
35%
Cargando...