La ministra de Salud María Grieco manifestó a través de un documento su preocupación ante la posibilidad de que el Concejo Deliberante insista el veto del Ejecutivo Municipal a una ordenanza que exceptúa a los night club de la prohibición de fumar en locales comerciales. La funcionaria adelantó que “pedirá una reunión con los ediles para intervenir en defensa de la salud de los ciudadanos frente a la exposición de tabaco”.
Preocupación en Salud ante la posible insistencia de ordenanza que habilita fumar en night club
09/01/2012
Norma exceptúa a clubes nocturnos de las restricciones en el consumo de tabaco

Preocupación en Salud ante la posible insistencia de ordenanza que habilita fumar en night club

El escrito advierte que la aprobación de la ordenanza sería “un peligroso retroceso en materia de legislación para la salud. Aseguran que “no se puede descartar que la industria tabacalera se encuentre detrás, de manera manifiesta o solapada".

Especialistas del Ministerio de salud expresaron su preocupación ante “el riesgo a perder una Ushuaia 100% libre de humo de tabaco”, toda vez que ante la ordenanza modificatoria de esta situación -planteada por el Concejo Deliberante y vetada por el Intendente “está latente” la posibilidad de una insistencia del Cuerpo deliberativo, “y se hace necesario intervenir”.

En un documento elaborado por la Jefa de División Coordinación de Redes del Ministerio de Salud, Virna Almeida, advirtió que “la legislación de ambientes 100% libres de humo es una medida de salud pública, y alcance poblacional”, y avisó que “estamos a tiempo de evitar el retroceso que propone esta Ordenanza”.

Tras señalar que actualmente se encuentra en vigencia y con plena implementación la Ordenanza 3094/06, la profesional remarcó que la citada normativa “prohíbe fumar en todo espacio cerrado de acceso público cuya habilitación dependa del Municipio de esta ciudad, así como en el transporte de pasajeros y edificios públicos dependientes del Estado Municipal”.

Además subrayó que el espíritu explícito de la norma sea “no sólo proteger al fumador pasivo, sino promover el abandono tabáquico”, por lo que lamentó que “hace poco la comunidad de Ushuaia fuera expuesta a un retraso en materia de legislación sanitaria”, al intentarse “debilitar la ley permitiendo excepciones”, situación que, advirtió, “puso en riesgo a la comunidad de manera innecesaria, imprudente y evitable”.

En este marco, la doctora Almeida destacó que el Intendente ejerciera el derecho a veto para dejar sin efecto las modificaciones, habida cuenta que “ninguna ciudad argentina que haya alcanzado nuestro grado de implementación retrocedió en materia de calidad legislativa”.

Recordó que “al momento de su sanción, la Ordenanza contempló en su artículo  8 un período de 18 meses para su implementación en confiterías bailables, café-concert y clubes nocturnos, plazo prorrogado en dos oportunidades mediante las ordenanzas 3317/08 y 3415/08”, y que “la última prórroga caducó en abril 2009”.

Por otro lado observó que “desde el inicio se observa un alto cumplimiento de la ordenanza”, y que “en esta última etapa, a la  que por fin se accede, conservó igual tendencia”.

La profesional consideró importante que la entrada en vigencia de la Ordenanza haya tenido un proceso progresivo, planteado en su Artículo 6, que estableció un plazo de 6 meses para su aplicación en los espacios cerrados de acceso público no dependientes del municipio pero sí habilitados por él.

“Dentro de las políticas de control del tabaco, la legislación regulatoria de ambientes cerrados de acceso público 100 % libres de humo ocupa un lugar central”, recalcó, para señalar luego que “el impacto de la normativa es tan marcado que la industria tabacalera, permanentemente y de manera inescrupulosa, opera para  evitar su sanción, o en su defecto imponer leyes débiles”.

“El objetivo de la industria es lucrativo” observó, a la vez que advirtió que “el 50 % de los fumadores muere a causa del tabaquismo”, por lo que “toda medida que aliente el abandono y desaliente el inicio tabáquico en los jóvenes es contraria a los intereses de las tabacaleras. El juego está así planteado”.

Señaló que “los ambientes libres de humo de tabaco son parte inalienable de una política sanitaria que hace base en la promoción y la prevención, que garantiza la salud como derecho personalísimo, que protege al trabajador y al ciudadano de contraer enfermedades”.

También recordó que el Convenio Marco para el Control del Tabaco (CMCT), primer Tratado de Salud Pública Mundial, adoptado por la Asamblea 56º de la OMS “fue firmado en mayo 2003 por 168  países, y ratificado por casi todos los firmantes”, precisando que en dicho documento “se establece de manera inequívoca la necesidad de que los espacios cerrados sean 100% libres de humo para evitar enfermedad y muertes”.

“Los otros aspectos a los que alude son: prohibición de la publicidad, precios e impuestos al tabaco, advertencias sanitarias (empaquetado y etiquetado), comercio ilícito y alternativas agrícolas para países productores, comunicación, difusión, y promoción”, agregó.

Por otro lado señaló que la Organización Panamericana de la Salud (OPS) “no se mantiene al margen en su posicionamiento y publica un documento ‘Exposición al tabaco ajeno en las Américas: una perspectiva desde los derechos humanos’, que problematiza el alto costo que representa la exposición al humo de tabaco ajeno para los seres humanos y la  salud pública y rescata instrumentos del derecho internacional  alusivos a derechos humanos que podrían y pueden ser invocados a la hora de no vulnerar el derecho a la salud o a la hora de que la propia comunidad reclame que éste sea garantizado”.

“Se podrían seguir enumerando fuentes de reconocida trayectoria que no dejan lugar a dudas sobre la necesidad de que los Estados nacionales, provinciales, municipales,  adopten políticas concretas sobre el control del tabaco”, avanzó, para sostener que “el vacío legal o las leyes de mala calidad  son funcionales a la industria tabacalera”.

Tras dar cuenta de que el tabaquismo es la primera causa de muerte precoz evitable, que en la Argentina mueren 40 mil personas al año por su causa, de las cuales entre 6 mil y 8 mil nunca fumaron activamente, anotó que “si se eliminara la exposición al humo ambiental del tabaco en las Américas se salvarían entre 122 mil y 209 mil vidas por año”.

“La Organización Internacional del Trabajo (OIT) estima que mueren 200 mil trabajadores anualmente a causa de la exposición al humo de tabaco ajeno en su lugar de trabajo”, dijo, para asegurar luego que “en la Argentina de aplicarse una política abarcativa de control del tabaco, el estudio de Ferrante y cols. predice que para el año 2034 se podría reducir la prevalencia hasta en un 34%, lo que significaría salvar 16 mil vidas por año”.

En cuanto a los posibles escenarios futuros, consideró que “deberían ser marcadores de direccionalidad para las políticas públicas, pero las fotografías del impacto ya logrado, medido y publicado en la Argentina, deberían ser motor de acciones concretas en tiempo real”.

Al respecto comentó que “en la provincia de Santa Fe se redujo de manera significativa (casi un 30%) el número de internaciones por Síndromes Coronarios Agudos luego de la implementación exitosa de la legislación 100% libre de humo. Esto no pudo observarse en CABA donde la legislación tuvo excepciones y no es 100% restrictiva”.

“En la provincia de Neuquén se realizó un estudio de impacto de legislación 100% libre de humo sobre la salud de los trabajadores gastronómicos demostrándose una reducción franca en los síntomas respiratorios evaluados y una mejoría significativa en la capacidad vital (función respiratoria) medida por espirometría. Estos resultados son consistentes con estudios realizados en Canadá, Australia, Escocia y EEUU”, agregó como dato estadístico.

Además manifestó que “se ha comprobado una reducción de hasta el 30 % de inicio tabáquico en niños y adolescentes que viven en ciudades con leyes 100 % libres de humo”.

En materia ambiental contó que “se hizo un estudio realizado en bares y restaurantes de 7  ciudades argentinas, analizando la calidad del aire de espacios cerrados”, que las poblaciones involucradas “poseían leyes de distinto grado de restricción de fumar”, y que “en aquellas con leyes 100% libres de humo se redujo la polución ambiental en un 425% dentro de los locales. No sucedió lo mismo en aquellas con leyes parciales planteando condiciones inequitativas de seguridad, laboral”.

Como impacto económico ya registrado, dio cuenta de un estudio realizado en el sector gastronómico, en el que se midió el impacto subjetivo y objetivo en las ventas ( este último medido por impuestos por facturación de los locales) comparando la productividad del local antes y después de una Ordenanza 100%.

“No sólo no se evidenció pérdida, sino que se observa un incremento luego de la entrada en vigencia de la Ley”, destacó.

Almeida también tuvo en cuenta el impacto sobre la opinión pública que genera el tabaquismo, y dijo que al respecto se realizó una Encuesta por parte de ALIAR en 13 ciudades argentinas, 2 con restricciones parciales, 7 con legislación 100% libre de humo y 4 sin leyes) a mayores de 18 años de edad.

Del resultado de este trabajo, indicó que “el 96 % de los encuestados se manifestó a favor de espacios 100% libres de humo y la implementación de leyes al respecto” agregando que “el porcentaje de acuerdo entre los fumadores fue del 91%”.

“Es fácil entender que con la evidencia citada ningún representante del pueblo debería desde un ámbito legislativo proponerse legislar para el daño”, concluyó, para exhortar luego a la comunidad a “no ser inocentes en las miradas”, porque “no se puede descartar que la industria tabacalera se encuentre detrás, de manera manifiesta o solapada. Las campañas de ‘responsabilidad social’ de las tabacaleras son visibles en los kioscos de Ushuaia hace unos meses”.

Encuesta
¿Está de acuerdo con la política encarada por el Gobierno Nacional en la cuestión Malvinas?
Coincido
72%
Es equivocada
28%
Cargando...